En medio de nuestra búsqueda de un mejor estilo de vida, todos buscamos nuevas formas de comer y comprar. Menos plástico, menos carne y menos desperdicio de alimentos. Estas son algunas de las premisas que defienden los “real fooders” para salvar el mundo y nuestra salud. En WabiHost también promovemos una mejor comprensión de la comida y las compras locales. Por eso nos gustaría contribuir a esta causa justa compartiendo nuestras prácticas diarias que tienen como objetivo ayudar al medio ambiente y nuestra salud.

Los siguientes 5 consejos te ayudarán en tu búsqueda de una mejor comida y un ambiente más saludable.

1. Elije sabiamente: Mercado municipal vs Supermercados

En España tenemos una excelente tradición del mercado local. En estos templos de alimentos frescos puedes encontrar los mejores productos locales a un precio razonable. Claro, hay varias personas que me preguntan si el supermercado no es más conveniente en términos de precio y cantidad. Para responder, permíteme señalar que los supermercados están diseñados para hacerte comprar más de lo que realmente necesitas. Esto genera grandes beneficios para las grandes cadenas, pero también pilas de residuos de plástico y alimentos. Los mercados locales venden alimentos de mejor calidad a precios ligeramente más altos, pero alentando a comprar lo que necesita.

Esto no significa que tengas que hacer todas tus compras en el mercado. Pero asegúrate de comprar alimentos frescos de alta calidad de tu proveedor local. Esto ayudará a activar la economía en tu área y ayudará a las pequeñas empresas a sobrevivir. Además, estarás comiendo buena comida y cuidando tu cuerpo.

2. Aprender las estaciones.

Algunas personas parecen olvidar que el planeta, y las cosechas, siguen un período de cuatro estaciones. Mientras que en el pasado todos sabían qué productos estaban en temporada, la mayoría de nosotros no podemos decir qué fruta o verdura está madura en primavera y cuál en invierno. El comercio global nos ha ahorrado la lección y ya no planeamos nuestras comidas en armonía con este ciclo natural. Sin embargo, aprender qué productos se cosechan recientemente en nuestro país / área nos permitirá comprar ingredientes locales. Estos serán siempre más maduros, deliciosos y a un precio mucho más bajo que los que se han importado desde el otro lado del mundo.

En caso de duda, consulte a su vendedor local. El servicio personalizado al cliente es una característica clave en los mercados locales.

3. Guarda las bolsa

Muchos supermercados ahora te cobran por las nuevas bolsas de plástico lo cual creo que es maravilloso, pero lamentablemente no lo suficiente como para evitar nuestro problema mundial del plástico. Mi consejo es que planifiques tus compras con anticipación y que lleve sus propias bolsas. La mayoría de nosotros ya lo hacemos cuando se trata de las grandes bolsas de reciclaje que compramos. Pero tomaría el siguiente paso y obtendría algunas de esas buenas bolsas pequeñas de tela reutilizables para las frutas y verduras. Se consiguen online en diferentes tamaños y no son caras. Yo siempre guardo una o dos en mi mochila o bolso en caso de que necesite hacer algunas compras imprevistas. Además, cuando compres huevos, conserva el recipiente y vuelve a llenarlo en tu próxima visita a las tiendas de comestibles. Ah, sí, esto es algo que solo puedes hacer si compras en mercados locales …

4. Alimentos básicos vs alimentos de lujo.

¿No puedes vivir sin carne? Ok, no hay necesidad de ser vegano estricto para salvar el planeta. Solo ten en cuenta que la carne siempre ha sido, a o largo de la historia humana, una comida de lujo, y con razón. Los problemas comienzan cuando llegamos a los extremos. Una buena dieta responsable siempre ha sido equilibrada. Eso significa que las verduras y las frutas deben ser tu base, luego las legumbres, los cereales. Las carnes deben volver a ser un lujo ocasional (incluso festivo).

No hay nada nuevo aquí, pero al menos un poco de aliento para aquellos que no pueden comprometerse a ser un vegetariano/vegano estricto.

5. Socializar

Otra ventaja de los mercados locales es que puedes hablar con la persona que te está vendiendo. La mayoría de los vendedores en los puestos de mercado son dueños de negocios. Esto significa que saben exactamente de dónde vienen sus productos, su calidad y sus principales características. No tengas miedo de pedirles toda esta información. Venden sus productos con orgullo y estarán encantados de ayudarte en tus compras. Además, siempre puedes aprender mucho de ellos, como lo que está en temporada o cómo puedes cocinar un determinado alimento. Probablemente recordarán tu cara y te darán una cálida bienvenida la próxima vez que los visites.

Si deseas vivir una verdadera experiencia gastronómica en un mercado local español en Madrid, contáctanos y te mostraremos más consejos sobre cómo comprar y comer sabiamente.